Por Mario Méndez

 

Parece que en todas las escrituras alfabéticas existe este pequeño rabillo – semejante el filamento impulsor de algunos protozoos – que suele encontrarse donde no debe estar o faltar cuando su presencia es verdaderamente imprescindible. Seguir leyendo “La coma no es más que una culebrilla del demonio”

Anuncios