Buscar

Etiqueta

China

Restauración de la bóveda celeste

Un cuento de Lu Hsun*

 

 

I

Nü-wa se ha despertado sobresaltada. Acaba de tener un sueño espantoso, que no recuerda con mayor exactitud; llena de pena, tiene el sentimiento de algo que falta, pero también de algo que sobra. La excitante brisa lleva indolentemente la energía de Nü-wa para repartirla en el universo. Seguir leyendo “Restauración de la bóveda celeste”

El diario de un loco

Imagen destacada: Lámina 1 test de Rorschach*

 

Por Lu Hsun**

 

Dos hermanos, cuyos nombres me callaré, fueron mis amigos íntimos en el liceo, pero después de una larga separación, perdí sus huellas. No hace mucho supe que uno de ellos estaba gravemente enfermo y, como iba de viaje hacia mi aldea natal, decidí hacer un rodeo para ir a verlo. Solo encontré en casa al primogénito, quien me dijo que era su hermano menor el que había estado mal. Seguir leyendo “El diario de un loco”

El ciervo escondido

Cuento chino por Liehtsé*

 

Un leñador de Cheng se encontró en el campo con un ciervo asustado y lo mató. Para evitar que otros lo descubrieran, lo enterró en el bosque y lo tapó con hojas y ramas. Poco después olvidó el sitio donde lo había ocultado y creyó que todo había ocurrido en un sueño. Lo contó, como si fuera un sueño, a toda la gente. Entre los oyentes hubo uno que fue a buscar el ciervo escondido y lo encontró. Lo llevó a su casa y dijo a su mujer: Seguir leyendo “El ciervo escondido”

El rey y el pintor

Cuento chino anónimo*

 

Existe el relato del rey que hizo llamar al pintor para pedirle unos caballos dibujados en tinta. El pintor dijo que tardaría catorce años en hacerlos, y el rey le concedió el plazo. Transcurridos los catorce años el rey, en el día indicado, llegó a la casa del pintor. Este lo hizo pasar a un salón donde estaba en la pared el inmenso papel en blanco: tomó el pincel, y ante los ojos del rey trazó en minutos los caballos espléndidos. “Pero si podías hacerlos en minutos, -le dijo el rey furioso- ¿por qué me has hecho esperar catorce años?”. “Me hacían falta catorce años”, le respondió el pintor, “para poder pintarnos en minutos”. Seguir leyendo “El rey y el pintor”

Un poema de Jidi Majia (吉狄马加)

Libertad*

 

Pregunté una vez a un sabio

¿Qué significa la libertad?

Su respuesta fue cierta para los clásicos

Y creí que era la libertad entera

 

Un día al atardecer

Sobre la pradera de Nalati

Vi un caballo

Caminar sin rumbo y confiado

Y un ebrio jinete de Kazajstán

Profundamente dormido

Sobre su lomo

 

Sí, el hombre sabio me dio una definición de libertad

Sin embargo, quién puede decirme, en la pradera de Nalati

Quién era más libre

¿El caballo o el jinete? Seguir leyendo “Un poema de Jidi Majia (吉狄马加)”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑