Buscar

Etiqueta

Allan Enrique Bolivar Lobato

Cuando los piratas enseñaron a la humanidad a compartir

“Espero que no tengamos un Internet monitoreado y vigilado. La industria del copyright está cavando una tumba para Internet”. Peter Sunde (PS) · The Pirate Bay Away From keyBoard – Documental.

 

por Allan Enrique Bolívar Lobato

 

Al aire continúa The Pirate Bay (TPB), facilitando que millones de humanos puedan compartir libremente fotografías, libros, música, software, películas, juegos, etcétera. En la actualidad esta página –que es el indexador de torrent más grande del mundo–, sigue enfrentando exitosamente al gobierno norteamericano, al FBI y a los representantes más destacados de los emporios de la comunicación, la diversión y el conocimiento en el mundo. La libertad para compartir, la democratización de la información, y el derecho de acceder al conocimiento de quienes no tienen para pagar por él, navegan a toda vela con banderas piratas en los albores del siglo XXI. Seguir leyendo “Cuando los piratas enseñaron a la humanidad a compartir”

Las músicas que quieren ser escuchadas

Imagen destacada: Portada del disco “El Carretero”, Guillermo Portabales

 

Por Allan Enrique Bolívar Lobato · Fuente Desde Abajo

 

Escuchar diez canciones para interpretar la sociedad y leer la vida, es el propósito de este artículo que presenta diez piezas del amplio repertorio musical cubano del siglo XX. Canciones relegadas al recuerdo de pocos y al olvido de muchos y que siguen teniendo historias para contar. Son los vestigios de un pueblo y de una cultura, que ha evolucionado dejando sus huellas impresas en artefactos magnéticos que aún pueden sonar. El recuerdo de la música también porta parte de la memoria de la sociedad. Seguir leyendo “Las músicas que quieren ser escuchadas”

Barroso, el sonero inmortal

Por Allan Enrique Bolivar Lobato · Fuente: Desde Abajo

 

Entre las brumas de los años refulgen recuerdos, historias, vidas y obras de grandes intérpretes musicales que a pesar de su grandeza, han sido casi olvidados por la juventud. En los escaparates de los coleccionistas la pátina de los años sigue barnizando “long plays” con hermosos ritmos caribeños que en menos de medio siglo han sido relegados a la categoría de “música tradicional”, convirtiéndose en música de museo, para “enmarcar, por fuera de la memoria y de la vida cotidiana. Pero la música sigue contando, esperando decirse a humanos de la contemporaneidad que siguen escuchando el presente sin siquiera preguntarse por lo valioso e inconmensurable del “pasado”. Seguir leyendo “Barroso, el sonero inmortal”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑