Buscar

Alguien desordena estas rosas

Imagen de la obra La mujer de las rosas del Teatro Hora 25*. Versión libre del cuento de Gabriel Gracía Márquez

 

 

Un cuento de Gabriel García Márquez

 

Como es domingo y ha dejado de llover, pienso llevar un ramo de rosas a mi tumba. Rosas rojas y blancas, de las que ella cultiva para hacer altares y coronas. La mañana estuvo entristecida por este invierno taciturno y sobrecogedor que me ha puesto a recordar la colina donde la gente del pueblo abandona sus muertos. Es un sitio pelado, sin árboles, barrido apenas por las migajas providenciales que regresan después de que el viento ha pasado. Ahora que dejó de llover y que el sol de mediodía debe haber endurecido el jabón de la cuesta, podría llegar hasta el túmulo en cuyo fondo reposa mi cuerpo de niño, ahora confundido, desmenuzado entre caracoles y raíces.

Seguir leyendo “Alguien desordena estas rosas”

Anuncios

Tiempo de sequía*

Imagen destacada: El arroyo, de Arthur Streeton

 

Un cuento de Manuel Mejía Vallejo*

 

 

—Ni agua siquiera.

La voz suena a polvo de largo verano, a sed antigua. El sudor estampa el corpiño contra los senos.

—Cuánta espera, Sebastián, ¡y ni pa una taza de café!

Descarga la tinaja después de sacudirla ante su invisible interlocutor, y echa a lo alto su mirada en súplica violenta. El reverberar del aire chamusca los ojos. Ni nubes para atajar el sol, ni brisa para airear los árboles que estiran sus ramazones en llamarada.

—No sirve pa beber —dice la mujer sentándose sobre un tablón rajado. Hunde un trapo en el fondo de la vasija, lo escurre y lo adhiere al rostro. Más parecen sudor tres gotas al resbalar por la piel brillante, distendida de pómulo a pómulo para dar clima de verano a su figura. Seguir leyendo “Tiempo de sequía*”

El triunfo*

Un cuento de Clarice Lispector*

 

El reloj da las nueve. Un golpe alto, sonoro, seguido de una campanada suave, un eco. Después, el silencio. La clara mancha de sol se extiende poco a poco por el césped del jardín. Trepa por el muro rojo de la casa, haciendo brillar la hiedra con mil luces de rocío. Encuentra una abertura, la ventana. Penetra. Y se apodera de repente del aposento, burlando la vigilancia de la cortina leve.

Luísa sigue inmóvil, tendida sobre las sábanas revueltas, el pelo esparcido sobre la almohada. Un brazo aquí, otro allí, crucificada por la languidez. El calor del sol y su claridad llenan el cuarto. Luísa parpadea. Frunce las cejas. Seguir leyendo “El triunfo*”

La pasión según la literatura de Clarice Lispector

Fotografía por Claudia Andujar

 

Por Melissa Campos · Fuente: Revista Milmesetas

 

Clarice Lispector (1920-1977) fue una de las escritoras brasileñas mejor reconocidas internacionalmente, con una fructuosa producción literaria en la que destacan sus novelas y cuentos. También era colaboradora en periódicos, revistas y suplementos donde escribía artículos de diversos temas, en especial dirigidos a mujeres. Y no sólo eso, sus obras también retratan una mente femenina —la mayoría de sus protagonistas son mujeres— tan compleja que transciende fronteras de género y se vuelve una voz universal. Seguir leyendo “La pasión según la literatura de Clarice Lispector”

Holderlin y la esencia de la poesía*

Imagen destacada: Obra de la artista Rosenell Baud

 

Por Martin Heidegger*

 

En memoria de Norber Von Helligrath caido el 14 de diciembre de 1916

 

Las cinco palabras-guía

1. Poetizar: la más inocente de todas las ocupaciones (III, 377).
2. Y se le ha dado al hombre el más peligroso de los bienes, el lenguaje… para que muestre lo que es… (IV,
246).
3. El hombre ha experimentado mucho. Nombrado a muchos celestes, desde que somos un diálogo y podemos oír
unos de otros (IV, 343).
4. Pero lo que queda, lo instauran los poetas (IV, G3).
5. Pleno de méritos, pero es poéticamente como el hombre habita esta tierra (VI, 25).

Seguir leyendo “Holderlin y la esencia de la poesía*”

Leonard Cohen: como un pájaro en un cable*

Por Luis Carlos Muñoz Sarmiento*

 

A Santiago y a Valentina, hijos leales, siempre leales, como buenos Muñoz que son.

 

 

Como un pájaro en un cable · Leonard Cohen (Traducción: Susana R. Verano)

Como un pájaro en un cable,/ como un borracho en un coro de medianoche,/ he intentado ser libre a mi manera./ Como un gusano en un anzuelo,/ como un caballero vencido en un libro anticuado,/ fue la forma de nuestro amor lo que me confundió.// Si he sido poco amable,/ oh, espero que puedas solo… dejarlo pasar./ Si no he sido sincero, si no he sido sincero,/ es solo porque creí que un amante/ tenía que ser también una especie de mentiroso.// Si no he sido amable/ espero que puedas dejarlo pasar/ Si no he sido sincero/ espero que sepas desde ahora mi amor/ que nunca fue por ti./ Como un bebé malogrado,/ como una bestia con su cuerno,/ he destrozado a todo aquél que intentó acercarse a mí./ Pero juro por esta canción/ y por todo lo que he hecho mal/ que lo voy a hacer todo por ti.// Vi a un mendigo apoyado en su muleta de madera./ Me dijo: “No debes pedirle tanto”./ Y una bella mujer apoyada en el quicio oscuro de su puerta,/ me gritó: “Oye, ¿por qué no pides un poco más?”// Como un pájaro en un cable,/ como un borracho en un coro de medianoche,/ he intentado ser libre a mi manera.

Seguir leyendo “Leonard Cohen: como un pájaro en un cable*”

Una mirada a la pintura de Fernando de Szyszlo

Obra destacada de Fernando de Szyszlo

 

Por Juan Gustavo Cobo*

 

¿De qué noche primordial brota esta pintura? ¿En qué oscura energía se nutre para extender ese fondo sombrío sobre el cual asoman, se insinuan o se recortan esas formas hirientes o aguzadas o esos colores, en ocasiones sutiles y delicados o en otras plenos de fosforescencias submarinas o transparencias propias de los espejismos del desierto o quizá de las atmósferas andinas. Pero hay más: la costa, la sierra o la selva del Perú, dos mil años antes de llamarse así, se unirían en peregrinaje hasta el Chavin de Huantar para adorar al ídolo de piedra donde felino, serpiente y pájaro, alucinógenos y sangre, confluían en esos ojos fríos y sus cuatro colmillos cruzados, como recuerda Mario Vargas Llosa, para suplicar protección contra la muerte, los desastres naturales o las guerras tribales. Ya allí escalinatas, terrazas, oratorios, aposentos, túneles, niebla y color se conjugaban en la ceremonia, en el ritual propiciatorio, en el sacrificio, que ahora, no hay duda, la pintura de Fernando de Szyszlo evoca, convoca e invoca solo con la magia de sus pinceles, en esas cartas astronómicas o sensores subterráneos que son sus óleos. Seguir leyendo “Una mirada a la pintura de Fernando de Szyszlo”

El viejo manuscrito

Imagen destacada del artista Otto Dix
Un cuento breve de Franz kafka

 

 

Podría decirse que el sistema de defensa de nuestra patria adolece de serios defectos. Hasta el momento no nos hemos ocupado de ellos sino de nuestros deberes cotidianos; pero algunos acontecimientos recientes nos inquietan.

Soy zapatero remendón; mi negocio da a la plaza del palacio imperial. Al amanecer, apenas abro mis ventanas, ya veo soldados armados, apostados en todas las bocacalles que dan a la plaza. Pero no son soldados nuestros; son, evidentemente, nómades del Norte. De algún modo que no llego a comprender, han llegado hasta la capital, que, sin embargo, está bastante lejos de las fronteras. De todas maneras, allí están; su número parece aumentar cada día. Seguir leyendo “El viejo manuscrito”

Un día de gloria (III)

Por Gonzalo Arango*

 

Por azar estoy en el Ley, como parte de un in-cierto itinerario en este recorrido “triunfal” que hago por la ciudad, el día de la publicación de mi libro. Estoy desolado, pues nada me ha sucedido, nadie me ha felicitado. Vagabundeo por este populoso almacén en un perfecto anonimato, sin ninguna esperanza de ser admirado.

Ya me iba cuando veo, a través de un espejo, el rostro de un joven serio, con gafas, que me mira con una tímida, pero respetuosa admiración. Quizás me ha reconocido. Su porte es severo, intelectual. Pienso que tal vez me quiere felicitar. Le regalo una sonrisa cómplice para darle ánimo a que me felicite. Pero el joven se hace el bobo, y rehúsa mi invitación. Bueno, allá él. Yo no soy petulante, pero él debería ir al psiquiatra a que le quite el complejo de inferioridad. Me dirijo a la salida perdiendo el tiempo mirando chucherías en los estantes. Me entero, por otro espejo, que el joven admirador me sigue a distancia. Lo miro, vuelvo a sonreírle para darle coraje, pero él vuelve a hacerse el bobo. Definitivamente este cretino debe ser un tímido sexual, o un “ye-ye”. Lo olvido. Seguir leyendo “Un día de gloria (III)”

Un teólogo en la muerte

Imagen destacada: Fragmento de El Jardín de las delicias, El Bosco.

 

Antología de la literatura fantástica*

 

Microcuento de Manuel Swedenborg*

 

Los ángeles me comunicaron que cuando falleció Melanchton le fue suministrada en el otro mundo una casa ilusoriamente igual a la que había tenido en la tierra. (A casi todos los recién venidos a la eternidad les ocurre lo mismo y por eso creen que no han muerto.) Los objetos domésticos eran iguales: la mesa, el escritorio con sus cajones, la biblioteca. En cuanto Melanchton se despertó en ese domicilio, reanudó sus tareas literarias como si no fuera un cadáver y escribió durante unos días sobre la justificación por la fe. Como era su costumbre, no dijo una palabra sobre la caridad. Los ángeles notaron esa omisión y mandaron personas a interrogarlo. Melanchton les dijo:

-He demostrado irrefutablemente que el alma puede prescindir de la caridad y que para ingresar en el cielo basta la fe. Seguir leyendo “Un teólogo en la muerte”

III. No crisis del arte, sino arte de la crisis

Las letras y las artes en la crisis de nuestro tiempo*

 

Por Ernesto Sábato*

 

En este momento crucial de la historia se produce uno de los fenómenos más curiosos; se acusa al arte de estar en crisis, de haberse deshumanizado, de haber volado todos los puentes que lo unían al continente del hombre. Cuando es exactamente al revés, tomando por un arte en crisis lo que en rigor es el arte de la crisis. Seguir leyendo “III. No crisis del arte, sino arte de la crisis”

Arte, blasfemia y censura

Imagen destacada: La civilización occidental y cristiana (1965), León Ferrari, Banco de la República, Bogotá, 2011.

 

 

Por Raúl Vallejo* · Fuente: Acoso Textual  (Blog del autor)

 

“Hoy me dirijo a ustedes muy dolido por la blasfemia que es perpetrada en el Centro Cultural Recoleta con motivo de una exposición plástica”. Así condenaba el entonces arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Bergoglio, la Retrospectiva: Obras 1954-2004, de León Ferrari (1920 – 2013), en diciembre de 2004. Lo hizo en una Carta Pastoral que fue leída en todas las iglesias de su arquidiócesis. El arzobispo Bergoglio llamaba a la feligresía a que “frente a esta blasfemia que avergüenza a nuestra ciudad, todos unidos hagamos un acto de reparación y petición de perdón el próximo 7 de diciembre”. La feligresía se tomó literalmente aquello de “a Dios rogando y con el mazo dando”. Seguir leyendo “Arte, blasfemia y censura”

Dos poemas de Sara de Ibáñez

 

No puedo

No puedo cerrar mis puertas
ni clausurar mis ventanas:
he de salir al camino
donde el mundo gira y clama,
he de salir al camino
a ver la muerte que pasa. Seguir leyendo “Dos poemas de Sara de Ibáñez”

C2D. Caballo Dos Dama

Un cuento de Pablo de la Torriente Brau*

 

 

brau

 

Cuando el campeón Alexander Aleckine, tras larga y elocuente meditación, dio su jugada D6TR, se irguió descuidadamente. Era su cara la de un hombre profundamente replegado dentro de sí. Pero tenía ese aire resuelto del que sabe que «tiene que seguir haciendo bien una cosa bien comenzada». Respiró con pulmón ancho, como si no lo hubiera hecho desde una hora atrás, y esto me hizo volver a la realidad; mejor, me hizo descender al plano natural. Tenía que contestar a su jugada y miré el reloj que nos miraba. ¡Más de una hora para una jugada! Era esto algo corriente para mí, que acostumbrado a jugar a una velocidad rarísima entre los maestros de torneo, ello me permitía acumular tiempo abundante para cuando llegaran las situaciones comprometidas. Seguir leyendo “C2D. Caballo Dos Dama”

Arte poética

Imagen destacada: La ciudad dormida, 1938, Paul Delvaux

 

 

Por Vicente Huidobro*

 

Que el verso sea como una llave
que abra mil puertas.
Una hoja cae; algo pasa volando;
cuanto miren los ojos creado sea,
y el alma del oyente quede temblando.

Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra;
el adjetivo, cuando no da vida, mata. Seguir leyendo “Arte poética”

Tres poemas de Juan Cunha*

Imagen destacada de Tutus Mobio

 

 

 

A mi espalda

El que fui vuelve llorando, y no hay manera
De aplacar su pena sola.
El que fui viene llorando: es sólo un niño
Que no puede con la tarde. Seguir leyendo “Tres poemas de Juan Cunha*”

Poesía nueva*

Por César Vallejo**

 

Poesía nueva ha dado en llamarse a los versos cuyo léxico está formado de las palabras “cinema, motor, caballos de fuerza, avión, radio, jazz-band, telegrafía sin hilos”, y en general, de todas las voces de las ciencias e industrias contemporáneas, no importa que el léxico corresponda o no a una sensibilidad auténticamente nueva. Lo importante son las palabras. Seguir leyendo “Poesía nueva*”

Originalidad de la filosofía latinoamericana actual

Imagen destacada: Sin título, del artista Omar Guio

 

 

 

Por Damián Pachón Soto* · Fuente: Le Monde Diplomatique

 


 

En América Latina se cuenta con los fundamentos que permitan filosofar sin necesidad de ceñirse a la ‘mirada’ europea. Hay cómo abrirles paso a categorías propias. El filósofo critica, critica para construir, no para destruir. Para transformar, no sólo para regocijarse en señalar la crisis y dejarla como está.

Mauricio Beuchot

Aquél que no se reconoce en sus raíces está condenado a girar en el vacío, no puede adquirir un saber concreto, no podrá tener más que un saber abstracto y difuso.

Darío Botero Uribe Seguir leyendo “Originalidad de la filosofía latinoamericana actual”

Apuntes sobre el arte de escribir cuentos

Imagen destacada: Retrato de Juan Bosch por Oswaldo Guayasamín

 

 

Por Juan Bosch* (República Dominicana, 1909-2001)

 

I

 

El cuento es un género antiquísimo, que a través de los siglos ha tenido y mantenido el favor público. Su influencia en el desarrollo de la sensibilidad general puede ser muy grande, y por tal razón el cuentista debe sentirse responsable de lo que escribe, como si fuera un maestro de emociones o de ideas.

Seguir leyendo “Apuntes sobre el arte de escribir cuentos”

May Goulding

Imagen destacada: Autorretrato del autor

 

Un microcuento de Jame Joyce

 

La madre de Stephen, extenuada, rígidamente surge del suelo, leprosa y
turbia, con una corona de marchitos azahares y un desgarrado velo de novia,
la cara gastada y sin nariz, verde de moho sepulcral. El pelo es lacio,
ralo. Fija en Stephen las huecas órbitas anilladas de azul y abre la boca
desdentada, diciendo una silenciosa palabra.
La Madre 

(Con la sonrisa sutil de la demencia de la muerte)

Yo fui la hermosa May Goulding. Estoy muerta. Seguir leyendo “May Goulding”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑