Buscar

Categoría

Sin categoría

El hijo de Désirée

Imagen destacada: Foto de Kate Chopin

 

>>Cuentos breves<<

 

Un cuento de Kate Chopin

 

Como era un día agradable, Madame Valmondé decidió ir hasta L’Abri a visitar a Désirée y su pequeño hijo.
Pensar en Désirée con un bebé la hacía sonreír. Le parecía mentira que hubiese pasado tanto tiempo desde que Désirée fuera, ella misma, una criatura; desde que Monsieur, al salir a caballo del portón de Valmondé, la hubiese encontrado dormida bajo la sombra de una gran columna de piedra. Seguir leyendo “El hijo de Désirée”

Hacia una cultura antagonista en Colombia

Imagen destacada: Obra del artista Edwin Pizón

 

Una nueva oportunidad para el intelectual colombiano a partir del Acuerdo Final de La Habana

 

Por Philip Potdevin* · Fuente: Le Monde Diplomatique 

 

 

Una de las leyes de la acción dramática es que a la estrella debe enfrentársele un antagonista que se oponga a sus designios. En La tempestad, la mejor de las obras de Shakespeare y la más incomprendida, el invasor Próspero ha esclavizado a Calibán, el habitante originario de la isla. Éste no se doblega ante el atropello de Próspero. Al contrario. Seguir leyendo “Hacia una cultura antagonista en Colombia”

Recordando a Silva. Una consagración

Por Baldomero Sanín Cano · Fuente: Desde Abajo*

 

El cariño fraternal, originado en una comunidad inexplicable de ideas y sentimientos, el respeto a la memoria de una inteligencia casi genial, de grande influjo en mi propia formación, y el temor de que al hablar de su vida y de su obra me viese forzado a hablar de mí mismo, me han disuadido más de una vez del arduo empeño de explicar a las generaciones nuevas el significado de la vida y la obra de José Asunción Silva. No el significado moral e intelectual, sobre cuyos aspectos acaso las generaciones de hoy tienen mejor entendimiento que nosotros, los contemporáneos de Silva. Los pocos jóvenes de hasta treinta años, los hombres que no habían nacido a la muerte del poeta, tienen de aquella obra una comprensión más amplia que los hombres de treinta años en la época del “Nocturno”. Silva fue un precursor y está escrito con sangre que la incomprensión es el más digno homenaje rendido al genio innovador por los hombres de su época. Seguir leyendo “Recordando a Silva. Una consagración”

Un espejo después

Microcuento de Luis Fayad

 

Conocedor de su barrio y de sus lugares secretos, Leoncio recorría sus calles en cada oportunidad. Cuando ni el cansancio ni el trabajo atrasado lo obligaban a marchar a la casa, se bajaba del bus antes de su parada y pensaba en los sitios y en las casas de su recorrido. Su interés aumentaba al comprobar que no había recordado bien los pinos gemelos de una esquina, el estuco en forma de ave sostenido de una cornisa o la existencia de un perro feroz en un antejardín. Una vez, una calle que le había sido de las más familiares se fue oscureciendo a su paso, como si al final no tuviera salida. A medida que él se aproximaba al fondo se hacía más claro, no con una luz sino con un color más transparente que el de su alrededor, y sólo cuando se hallaba a corta distancia le pareció distinguir un espejo, quizá de su tamaño. Lo comprobó de cerca, y asomado a él se sobresaltó. Su reflejo copiaba sus movimientos pero no vestía con su misma ropa. Al observar mejor descubrió que la expresión de su rostro era distinta y que el vestido y la corbata que tenía puestos eran los que él pensaba llevar al día siguiente. Cuando quiso indagar más, el espejo desapareció, y volvió a aparecérsele alguna que otra vez en sus recorridos posteriores por el barrio, siempre con un día de adelanto y apenas para enterarlo de cómo iría vestido y de la expresión de su rostro en ese día. Seguir leyendo “Un espejo después”

Axolotl

Un cuento de Julio Cortázar

 

Hubo un tiempo en que yo pensaba mucho en los axolotl. Iba a verlos al acuario del Jardín des Plantes y me quedaba horas mirándolos, observando su inmovilidad, sus oscuros movimientos. Ahora soy un axolotl. Seguir leyendo “Axolotl”

Arseni Tarkovski, el Espejo de la poesía

Por Rubén Darío Flórez Arcila · Fuente: Desde Abajo

 

Los aviones de la fuerza aérea alemana volaban tan cerca que desde las ventanas de los más altos edificios de la ciudad se alcanzaba a distinguir su emblema con la cruz macabra de hierro. El ruido de sus motores aturdía la conciencia como el pedazo de una sinfonía anunciando el fin. Seguir leyendo “Arseni Tarkovski, el Espejo de la poesía”

Un poema de Gabriela Mistral

Imagen destacada: Gabriela Mistral. Tomada del Museo Gabriela Mistral

 

País de la ausencia 

A Ribeiro Couto

 

País de la ausencia
extraño país,
más ligero que ángel
y seña sutil,
color de alga muerta,
color de neblí,
con edad de siempre,
sin edad feliz. Seguir leyendo “Un poema de Gabriela Mistral”

Dos poemas de María Zambrano

Imagen destacada: María Zambrano (Tomada de la Fundación Maria Zambrano)

 

El agua ensimismada*

Para Edison Simons

El agua ensimismada
piensa o sueña?
El árbol que se inclina buscando sus raíces,
el horizonte,
ese fuego intocado,
¿se piensan o se sueñan?
El mármol fue ave alguna vez;
el oro, llama;
el cristal, aire o lágrima.
¿Lloran su perdido aliento?
¿Acaso son memoria de sí mismos
y detenidos se contemplan ya para siempre?
Si tú te miras, ¿qué queda? Seguir leyendo “Dos poemas de María Zambrano”

Pan

Imagen destacada: Fotografía de Margaret Atwood

 

Un cuento de Margaret Atwood*

 

Imagina un pedazo de pan. No hace falta imaginarlo, está aquí en la cocina, sobre la tabla del pan, en su bolsa de plástico, junto al cuchillo del pan. Ese cuchillo es uno muy viejo que conseguiste en una subasta, la palabra PAN está tallada en el mango de madera. Abres la bolsa, pliegas el envoltorio hacia atrás, cortas una rebanada. La untas con mantequilla, con mantequilla de cacahuete, después miel, y lo doblas hacia adentro. Un poco de miel se te escurre entre los dedos y la lames con la lengua. Te lleva cerca de un minuto comer el pan. Este pan es negro, pero también hay pan blanco, en el frigorífico, y un poco de pan de centeno de la semana pasada, antes redondo como un estómago lleno, ahora a punto de echarse a perder. De vez en cuando haces pan. Lo ves como algo relajante que puedes elaborar con las manos. Seguir leyendo “Pan”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑