Monotonía

A un día monótono sigue

otro monótono, idéntico. Ocurrirá

lo mismo, de nuevo volverá a ocurrir

instantes iguales nos encuentran y nos dejan.

 

Un mes pasa y vuelve otro mes.

Lo que viene, cualquiera fácilmente lo adivina:

es aquella pesadez de ayer

y el mañana se convierte cuando no parece ya un mañana.

 

 

Muy rara vez

Es un viejo. Exhausto y derrotado,

arruinado por la edad y los excesos,

con su andar lento cruza la calleja.

Mas cuando entra en su casa por esconder

su miseria y su vejez, piensa en lo que

aún le resta de juventud.

 

Unos muchachos recitan ahora sus versos.

Por sus ojos vivaces pasan las que fueron sus visiones.

Su alma sana, voluptuosa,

su carne armoniosa, prieta,

vibran con su expresión de la belleza.

 

 

Me Fui

Nada me ató. Me liberé de todo y me fui.

A placeres que, medio reales,

medio soñados, rondaban en mi alma,

me fui en la noche iluminada.

Y de los más fuertes vinos bebí, como

del que beben los héroes del placer.

 

 

 

 


 

 

 

Acerca del autor: Constantino Cavafis fue un poeta egipcio, una de las figuras literarias más importantes del siglo XX y uno de los mayores exponentes del renacimiento de la lengua griega moderna. Wikipedia

Anuncios