Imagen destacada: Ilustración de “Equilibrio” por Tobías Arboleda

 

 

EQUILIBRIO

 
El tipo fuma tanto en la noche como va al gimnasio en el día. Ve porno y lee poesía. Ama a su esposa y a su amante. Bebe licor pero come saludable. Se persigna con la derecha y se masturba con la izquierda. Un tipo contradictorio dicen algunos. Para otros, admirablemente equilibrado.

 


 

EL APARTAMENTO

 
Suena el timbre. Él abre. Es una chica, la saluda y le pide que siga. Conversan sentados en el sofá. Hablan sobre el clima y el tráfico. Toman tinto. Ella, después de un silencio, le pregunta si Hugo está, él responde que cuál Hugo. ¿No viene usted por lo del apartamento…? Disculpe, dice ella y se pone de pie. No deje de verlo, dice él, a lo mejor sabe de alguien que quiera… Ella acepta y lo sigue. Este es mi cuarto y aquí está la biblioteca. Van a la cocina. Recorren los baños y el vestier. Regresan a la sala. ¿Cómo le pareció? Ella reconoce que le gusta, le gusta mucho. Salen al balcón. Allí fuman y toman vino. Antes de irse, ella dice que se queda con el apartamento así como está, con todo, incluido él. Solo voy por mi piyama, agrega.

 


 

 

SUDOR

 
Las puertas se abren en el primer piso. Ella entra. Él le dice buenos días. Luego, el silencio de ambos en el ascensor. La cautela de los números ascendiendo en el tablero. Huele a colonia y a perfume. En el espejo de atrás se ve que él da media vuelta y la abraza por la cintura, que sus manos suben entre la blusa y la besa en el cuello. Que ella le toma la cabeza y acaricia su pelo.
Las puertas se abren en el doce. Bajan. Un hasta luego sin mirarse. El espejo suda.

 

 


 

 

*Estos y otros más microcuentos de José Joaquín Duque fueron publicados en el periódico UniversoCentro, Número 84, marzo 2017. Para suscribirse al periódico haga clic aqui , para pautar Aqui

portadaInd uc

*Acerca de Tobías Arboleda

Anuncios