Imagen destacada: Graffiti en la Candelaria,  Bogotá

 

Por Desconocido Nº 1023 – Periódico desde abajo

 

Esto no es nada, porque es algo, un algo, un todo que se integra Al TODO que es Dios, ósea poesía, ósea nada o todo, como se le dé la gana, un presente oceánico o un viento fétido o nada, un todo y los todos, es decir Él todo en un todo que es la nada. Mejor dicho, esto es solo un poco de su inquietante locura, que es la mía y la de todos, es un regalo de la nada. Viene a usted en palabras, en renglones y en sonidos que llamo poesía.

Pero si rechifla de estos versos, si cree que esta locura de poesía no se compara con la magnitud de lo que usted conoce, si cree que no le pertenece, pues compárele más bien con lo que tiene entre sus piernas, esta poesía es una poesía húmeda y peluda, procede de donde proviene la vida, viene del cuerpo y sus placeres, nace con el único fin de excitarle, de embarazarle, quiere quedarse pegada en las paredes de su baño o de vivir con el aroma de las sabanas de su cama.

Anímese, estalle ese monstruo que llaman cerebro y escriba con sus cesos la destrucción de la razón. Utilice esa tinta que le da su cuerpo para poner la vida de rodillas y morir como usted mande. O si quiere no me haga caso, pinte lo que quiera o no pinte, la verdad no me importa, yo por mi parte me iré, pero con usted, para que siempre me recuerde o para que nunca me olvide, y con mis calzones rotos, los cuales amo tanto.

 

Calzones rotos

 

Repulsivos condenados

pobres mis yiyos rotos

relegados a contener tanto tiempo

esta máquina de mierda,

heridos por esta vida terrorista

de apariencias y flatulencias perpetuas,

Mis narizones

ustedes que fueron albergue del goce,

último bastión contra la civilización

¡Libérense!¡Renazcan!

Libres ustedes seremos libres los dos,

serán mi estandarte de la victoria,

ondearan mis cucos en el aire y no le temeré más a mis interiores.

Caminaremos lado a lado como hermanos,

ya no seremos dos desconocidos,

ya no dirán más: ¡Allá viene él!

Sino: ¡Allá vienen él y sus cucos!

Y cuando te canses de recorrer el mundo

y solo queden tus trapos sin forma

nos fundiremos en uno

seré un hombre completo,

nunca más estaré solo,

yo y mis calzones rotos.

 

 

Vida salvaje

 

Como la ballena y su larga vida

el topo y su vida subterránea

el cisne y su vida migratoria

el elefante, con su pesada vida

el perezoso que sabe lo que es vida

el ácaro que vive en todas partes

el gato que vive sus siete vidas,

y el homosapiens,

que no tiene vida.

 

 

Retrato de alguien

 

Empecemos por delinear su transparencia,

esa que le hace pasar desapercibido entre todos

la que le permite mirarse al espejo sin remordimientos.

Démosle color,

ese que le da su camuflaje tan único,

que le hace tan especial.

Quiero que se vea bien su piel y su sudor

con cada uno de sus milimétricos cabellos,

allí se escapan las recompensas de todos sus méritos.

También los bolsillos de sus pantalones

Allí se refugian y se encarnan sus más grandes temores.

Sigamos con su historia y su presente

La traición de todas sus esperanzas.

Retoquemos-le las alas,

clavadas en la cruz.

Y sus manos, con las que trabaja,

pero con las que nunca vuela,

porque siempre están trabajando.

No olvidemos sus enfermedades

tóxicos que llaman mercancías

y pestes que parecen órdenes.

Miremos las plantas de sus pies

cansadas por el largo viaje y su pesada carga.

Dibujemos su máscara,

Llena de adornos y cadenas

de buenas actitudes, de servidumbre.

Resaltemos bien su boca,

que se vean sus gritos de dolor,

sus lamentos de arrepentimiento,

sus besos de consuelo.

Por último quiero hacer explícitas,

Su pose y su mirada

Son chistosas,

Este alguien parece estar totalmente convencido

De que este retrato,

Será una bella obra de arte.

 

 

SUICIDIO

 

PUM!

 

 

¡AL PAREDÓN!

 

Por su cabeza endurecida

Por sus balas de cañón

Por sus oficinas y noticieros caros

Por su libido de poder

Por su vida marchita

¡AL PAREDÓN!

Que me condenen por tentativa de homicidio agravado

Y por porte ilegal de armas de duelo.

Yo les condeno por asalto general a mano armada

Y en algunos casos, desbaratada.

¡Que suenen los tambores!

Pelotón de Fusilamiento ¡A sus posiciones!

Alisten sus lápices y sus dedos escopeta,

Recarguen señalamientos, lenguas y escupitajos

¡Jirmes!

Pre-parados…

Apunten…

¡Juego!

 

 

MI CREDO

 

Les hablo yo, Hermanos

Que soy mi pastor y mi rebaño

Ser temporal y recinto de la única verdad sideral

No reconocida por este mundo efímero

Un solo Dios: Yo y el camino

Un solo propósito: la libertad, la justicia y el amor

El templo del cuerpo: sus pisadas

El templo del alma: el lecho del cuerpo

El otro mundo: el sueño

Id pues, a rezar a sus camas

Que son, deliciosos altares

Dormid y resucitad

Vivid en armonía

Como la ameba, unicelulares

Y rogad porque no os lleve el diablo

Que es uno solo:

El camino y yo

 

 

Huele a elecciones

 

Fo! Que olor tan fétido

Fo! Que horrible hedor

Fo! ¿Quién se peyó?

Fo!..Fósforos por favor!

 

 

Sin título

 

Salgo derrotado del pozo de los hombres

Entiendo su naturalidad indómita

Estremecida, temerosa, hambrienta,

Su religión del espectáculo

Salgo al combate, la muerte es mi convicción

Hablo en nombre de los soldados del amor,

Quienes se crean sí mismos

Por lo que soy un amante, no un guerrero

Y por lo que prefiero una muerte excitante

A todos mis enemigos

Que tiemblen de orgasmos y de dolor

Que vivan!

Y que no descansen en paz

 

 

Si paso

 

Si paso y tú no me haces caso

Me siento

Si me siento y tú no me haces caso

Te hablo

Si te hablo y tú no me haces caso

Te toco

Si te toco y tú no me haces caso

Me voy

Y Si me voy, y tú, aun así no me haces caso

Vuelvo a pasar

Hasta el confín de los tiempos

Hasta morir feliz, amante

Hasta saber que nunca me rendí

Y que tú

Tampoco.

 

 

 


 

*Tomado del Suplemento des-orbita Nº 3 (Periódico desde abajo)

 

Salvajismo Literal:

Manifiesto de un maní de fiesta

¿Me amas? Sí a meses

Sanguaza amorosa

Mezcolanza bestial o cadáver ex quesillo

Cemento o agua tiesa

El Colmo

El Sayayin

Conclusiones

 

 

Anuncios