Lectura del poeta Björn Kuhligk en el cierre del 26º Festival Internacional de Poesía de Medellín.

Video por Desorbita

Björn Kuhligk nació en Berlín en 1975. Es poeta, columnista y editor. Aparte de numerosas publicaciones en antologías y revistas, ha publicado los libros de poemas Aquí no hay calles costeras, 2001; Al final vienen los turistas, 2002; Gran retrato, 2005; Sobre la superficie de la Tierra, 2009; El silencio entre cero y uno, 2013. Junto con el poeta Jan Wagner editó una extensa antología de poesía joven en lengua alemana Poesía de Ahora. 74 voices, 2003. Su más reciente publicación es Taxibus, 2014, una recopilación de columnas. Por su poesía ha recibidos varias becas de trabajo (Fundación Preußische Seehandlung 2007 y 2014),   Senado de Berlín (2008 y 2015) y Fundación Robert Bosch, 2015. (http://www.festivaldepoesiademedellin.org)

 


 

Cuatro poemas de Björn Kuhligk

 

 

En el refugio Roda di Vaèl

Bebíamos aguardiente en la penumbra
con el cocinero, él trajo el bastón de senderismo,
grabado,  del sacerdote dormido
y nos explicó las estrellas, de la cocina caía
una franja de luz, a través de la correa del bastón
debíamos mirar hacia arriba
oíamos el espacio, oíamos nada. 

 

***

 

Vacaciones en Canadá

En la luz última, los fusiles
en posición, yacíamos profundo
en el bosque, por detrás de nosotros
tres ciervos en la caja de la pick up rentada
la mirada de uno titubeaba en los binoculares
entonces escuchamos ramas quebrarse y
observamos, cómo desde un costado
un cerdo corría hacia nosotros, en la espalda
una flecha oscilante, de las de 20 dólares.

 

***

 

El amor

No acerté con el tema, quería sobre el amor quería sobre eso, quería sobre sus cejas, hablar sobre sus cejas delgadas, sobre ese lugar impreciso el momento, en que mi rostro fue al encuentro del suyo, no acerté con el tema, me decido por la orquesta ambulante del comedor asistencial, por la grasa del antojo por las palabrotas de la valla de seguridad, no acerté con el tema, quería sobre el amor, sobre displaced people el amor, no acerté con el tema, la plática bajo una rama del amor, es la charla bajo una excrecencia la observo abajo y sobre mí, la observo convencida por el destello, no acerté con el tema, el sitio de más iluminado

 

***

 

Adiós

para Angela Sanmann

A lo lejos industria (y cuánta) y
a la izquierda un sendero, allá uno iría
en las raíces boga un río
y superficies de nieve y coníferas
atomizadas, una montaña, oh, una montaña
y afiladores de nubes con alto dentado
e industria (y cuánta), entonces nieve
entonces lluvia, luego caballos junto al río
a la derecha un sendero, allá uno iría, y
mineral y nieve y mineral blanco
en el hotel saludamos a Dios
y a su Virgen, disculpas, está bien
y que Guy Helmingler no quiera
tomar cerveza de sabores, está bien, y que uno
en esta economía, como alguno bien
dijo, no quisiera estar pintado
en la pared, oh, Justísimo, protégenos
de megalomanías y convalecencia, a la izquierda
un camino, a la derecha un camino, está bien.

 

(Traducción de Daniel Bencomo)

 

 


 

 

kuhligk

Björn Kuhligk

Anuncios