Lectura de la poeta Ana María Bustamante en el cierre del 26º Festival Internacional de Poesía de Medellín.

Video por Desorbita

Ana María Bustamante nació en Medellín en 1991. Es poeta, socióloga, fotógrafa y gestora cultural. En la poesía y en la fotografía ha encontrado su hogar. Pertenece desde el año 2009 al comité editorial de la Revista Innombrable, proyecto artístico y cultural en el que convergen la poesía, el cuento, el ensayo, la fotografía y la ilustración. También ha trabajado en la Nueva Escuela de Pensamiento Fernando González, un espacio para el Arte, la Cultura y la Vida en la ciudad de Medellín.

Ha participado del I Encuentro Nacional de Poetas Jóvenes 2014. Lectora del 24° y 25° Festival Internacional de Poesía de Medellín. También ha sido poeta invitada en diferentes eventos. Sus poemas han sido publicados en el blog el Vacío Como Llenura y actualmente trabaja en su primer libro de poesía Lirios al Alba (inédito). (http://www.festivaldepoesiademedellin.org)

 


 

Cuatro poemas de Ana María Bustamante

 

El Viaje

 

Una pasajera toca

el borde de un barco.

Va al origen de su sombra

a cerrarse con los párpados

del agua

a deshojar sus orillas

en pequeños aluviones,

a renacer, viajera

en la raíz de la lluvia

que creó el mar:

 

Es un pez que surca

el metal del navío,

una ola ronca

que muerde la arena

desde el origen del mundo

hasta la ciega pupila de la noche.

 

La pasajera pasa a bocanadas

la grieta del agua

y palpa la soledad del mar.

 

 

***

 

 

Ser mujer

 

Ser mujer es estar adentro

de las paredes de la piel

y decirlo todo siempre

con lágrimas y sangre

que es el lenguaje más sencillo.

 

Es ser esa llama al viento

que el viento apaga

que reverdece

con las primeras sombras.

 

Ser mujer es sentir en las puertas del corazón

el llanto

y no poder hablar las lágrimas.

Es no poder decir

porque lo indecible

vale más que el tiempo

y porque hay dolores

que son invisibles a los hombres.

 

Ser mujer es sentirse una

y sentirse también cada una de ellas.

Es pensar que algún día

las mujeres tendrán alas

y se irán volando.

 

 

***

 

 

Atravesando el mar

 

Nací en la ola del viento nocturno

Entre los bronquios de un vendaval.

 

Fui niña, y anciana demasiado pronto.

 

Una chiquilla de cien años que saltaba pequeños charcos

Como atravesando el mar.

 

 

***

 

 

Peregrinaje

 

¿Se puede hablar del cuerpo

sin nombrar a Dios?

Yo pregunto

porque no hay nada más sano

que un lugar para el pecado

ni nada más vivo

que un ser que lo habite.

 

Nací el día en que entendí

que mi cuerpo

era un lugar de peregrinaje

al que siempre regreso.

 

 


 

 

ana bus

Ana María Bustamante (foto Luis Cardenas)

 

*Poemas tomados de Festival Internacional de Poesía de Medellín

Anuncios