Lectura de la poeta Daniela Prado en el cierre del 26º Festival Internacional de Poesía de Medellín.

Video por Desorbita

Daniela Prado, Cali, Colombia. 1994. Estudiante de Lic. en Literatura en la Universidad del Valle. Co-fundadora del grupo Prin La Lá (antes Poiésis Univalle). Publicó el libro Big Bang, gracias a una beca otorgada por la secretaría de cultura y turismo de Santiago de Cali y el Fondo Mixto de promoción de la Cultura y las Artes del Valle del Cauca. Ganadora del segundo puesto en el X Concurso de Poesía de Cali (2015). Publicada en varios blogs y revistas en internet como Circulo de Poesía, Cráneo de Pangea y Tenían veinte años y estaban locos, también en varias antologías como 90 revoluciones de la editorial Mecánica Giratoria (Ecuador), Palabras que migran del Programa Editorial de la Universidad del Valle y en Hot Babes de la editorial Ojo de Pez (México). Escribe en el blogspot y tumblr Sublingual. (http://www.festivaldepoesiademedellin.org)


 

Cinco poemas de Daniela Prado*

 

Seppuku

A la memoria de Kelver Ax

Hay hombres que entienden muy bien

que el miedo no cabe en el honor

Todos los días moldean el acero

con palabras hermosas, trémulas

lo bañan con recuerdos y lágrimas

Cuentan los días con resiliencia

y entregados al único enemigo

escogen un público selecto

desenfundan la espada

mientras su vientre golpea el último poema

Extasiado

el público aplaude.

 

 

*

 

Peces tropicales

Escribo con el cerebro en mis manos

y el corazón en los ojos

Todo lo que percibo

se recubre de nostalgia

entonces, se hace cristalino y frágil

Como esos pequeños peces trasparentes

que se camuflan con mis lágrimas

cada vez que me asomo

al acuario vacío.

 

 

*

 

Siempre torpe y culpable

Porque casi todo lo que he desechado

en las palabras

Me acusa de una tristeza grosera

frente a las cosas

De abandonarme

en las arrugas exactas del lenguaje.

 

 

*

 

Para empezar

Soy un hombre herido

Y el mar que vino a morir

también es sangre:

Un puñado de símbolos

reducidos a la nada

De impulsos y palabras infantiles

que nadie usa ante el desastre.

 

 

*

 

Lenguaje personal

Ahora que lo desconocido y breve del futuro

destila avispas asustadas

Juro que no entregaré mi lenguaje salino

Ese espacio frágil

donde amar y quejarse no basta

Hay que demolerlo TODO.


Anuncios