Lectura de la poeta Duna Ghali en el 26º Festival Internacional de Poesía de Medellín.

Video por Desorbita

Duna Ghali nació en Basora, Irak, en 1963. Es poeta, cuentista, novelista, ensayista y traductora. Se graduó del Instituto de Agricultura de la Universidad de Basora en 1987, y vive en Dinamarca desde 1992. Ha publicado numerosos artículos sobre Literatura, Cultura y Política, en árabe y danés. Tradujo al árabe los cuentos de Hans Christian Andersen, en 2005.

Ha publicado, entre otros, los libros: Libro de guerra, 1998; El punto más lejano, 2000; Tardíos descubrimientos, pequeñas victorias, 2004; Cuando el aroma despierta, 2006; Un jardín con la esencia de un hombre, 2007. (http://www.festivaldepoesiademedellin.org)

 


 

 

Poemas de Duna Ghali*

 

 

Una naranja grande colgada
en una rama invisible
en medio del mar,
de noche
sopla viento,
el cielo se balancea
y la mitad de la naranja se sumerge en el horizonte.

 

*

 

Esta mañana quise comprarte rosas
de color coral.
Mas te falta la mesa,
y un ramo lanzado en pleno mar
podría parecer el funeral de un ahogado.

 

*

Me dirijo hacia el mar
Seguimos la conversación
y nos ponemos de acuerdo,
en el momento…
que me trague entera
y me prometa,
que no me devolverá un día a una orilla.

 

*
Mi cara la colorean las estaciones
del color de la cera ayer
y azul cielo hoy,
si contemplas
y observas las estaciones al pasarte en silencio
y las saludas efusivamente.
Si fijas la mirada
verás que mi raíz brota en tu tronco.

 

*

 

Abriré la boca
antes de gritar,
y empezarás a colocar mis palabras,
tu cerebro las lee digitalmente
y me veré tirada a la tabla de cortar
cerca del fregadero
en la cocina
como un pez frío.

 

*

¿Cuantos trenes tendría que coger
para estar a salvo de mis errores?

Trenes de pensamientos alineados,
estacionados en vías en un tórrido día de verano.

Sus sueños en trenes unidos, son infinitos,
esas vías vacías

¡Un enlace entre tren y estación!
esa monotonía que provoca un gustoso sueño
y ruido a la vez

Te agrada ser continental
aunque seas un viento agotado
tomas un tren con destino
y ritmo
al mediodía.

Sin equipaje ni libro
descalza
me salgo de la vía de cuando en cuando
como un monje hindú,
que traga espinas, trozos de vidrio y clavos
y camina sobre brasas
para acortar el camino.

 


 

Traducciones de Sana Ghali

*Poemas tomado de Festival Internacional de Poesía de Medellín

 

Anuncios