“Aquel que nada en el mar Rojo, no conoce su verdadera profundidad. Y no cualquier hombre puede alcanzar el fondo del mar, hijo mío.

Por cuestiones de fraternidad nunca rechaces a un visitante. Sé la mano derecha del justo cuando los hombres elijan su posición. Y si los lobos te ofrecen su amistad, no te confíes. No están a tu lado, cuando te enfrentes a la muerte” Voz del padre hablándole a Theeb (lobo en árabe) su hijo, al inicio de la película.

 Fraternidad: Afecto y confianza propia de hermanos o de personas que se tratan como hermanos. R.A.E

 

Por Desorbita

Theeb, sendero de valor, una fascinante película de travesía, que nos inmerge en lo más remoto y profundo de una cultura en extinción: los nómadas beduinos del desierto jordano. Pero sobre todo es una película acerca de la fraternidad, donde se cuestiona la perdida de tal valor en aras del llamado progreso, de la civilización y su devastador paso por la historia.

La trama se teje a principios del siglo XX, en un perdido paraje del imperio Otomano, en los desiertos al sur de Jordania. La tribu milenaria beduina, en la cual vive Theeb y su hermano, se ve interrumpida con la llegada de un oficial ingles, quien es encomendado a realizar un secreta misión. El imperio Otomano va en decadencia (a causa, principalmente, de sumarse a la Gran Guerra y por rupturas internas independentistas), por lo tanto es presa de los rebeldes árabes y aliados, los cuales están en disputa por la región. Entre tanto, el desierto, territorio oriundo de los nómadas, ha sido desde tiempos remotos un paso obligado, y muy apetecido, que une el continente africano con el asiático; y que después de la Gran Guerra paso a ser un corredor peligroso, habitado por guerreros otomanos, rebeldes árabes en armas y marginados beduinos. Por su parte, Hussein, hermano mayor de Theeb, se ve obligado a servirle de guía al oficial ingles hasta un pozo cercano a una estación del nuevo tren, por no manchar la reputación de su ya difunto padre. Theeb, con temor de quedarse sin su hermano protector, sigue tras ésta peligrosa expedición, donde su vida dará un giro absoluto e inesperado.

Theeb es una historia cargada de drama, un viaje que va más allá de ser una simple aventura, sin dejar por ello de ser una película llena de acción y suspenso. Es en fin, una inmersión dentro de una cultura milenaria de la cual aún quedan valores, como la fraternidad, que hoy en día, como esta tribu tiende a desaparecer o ser marginada en nombre de la “civilización” y el mal llamado “progreso”.

 

Theeb. Sendero de valor

Año: 2014.

Director: Naji Abu Nowar.

País: Emiratos Árabes, Jordania.

Duración: 100 min.

Premios:

2016: Premios Oscar: Nominada a Mejor película de habla no inglesa

2016: Premios BAFTA: Mejor debut de un escritor, director o productor británico

2014: Festival de Venecia: Mejor director (Sección Orizzonti)


 

Theeb, sendero de valor, esta nominada al Oscar, junto con la producción colombiana El abrazo de la Serpiente, al premio de mejor película de habla no inglesa. Con todo lo dicho anteriormente, me quedo con El abrazo de la serpiente. Si aun no las has visto, invito a que forme su propio criterio.

Anuncios