Interpretación teatral

“Si consigo impedir que un corazón se rompa, no habré vivido en vano[…]” Fragmento de un poema de Emily Dickinson

por Desorbita

Alguien decía que un monólogo es una especie de confesión íntima con el público, una revelación que el actor o actriz entrega a éste. Por su parte, poder adentrarse en la intimidad de una de las más grandes poetisas de América, ademas de ser una revelación, es una experiencia inspiradora, tan atrevida como fascinante.

emili2

Éste acercamiento a la gran poetisa norteamericana Emily Dickinson, es la propuesta que nos trae el Pequeño Teatro en la ciudad de Medellín. Una biografía poética que nos conduce por los pasajes fundamentales de la vida de esta prolífica escritora.

El público, cual confidente, es testigo único de la mística y apasionada vida que llevó esta mujer en la intimidad de su casa, lugar donde se recluyó y pasó la mayor parte de su vida. Desde allí, cerrando las puertas al mundo exterior, “prefirió soñar el amor y acaso imaginarlo y temerlo”[1].

Entre episodios de su vida, anécdotas, encuentro con amistades y familiares, fragmentos de sus poemas, éste monólogo, nos da luces de la personalidad y el espíritu de esta influyente y solitaria poeta.

“Podría estar más sola sin mi soledad,

tan habituada estoy a mi destino[…]”

Es una obra reveladora e intima. Un privilegio que nos ofrece El Pequeño Teatro de acercarnos a esta gran autora, y por lo tanto, tratar de comprender lo que hay detrás de sus inmortales y apasionados poemas.

Emily Dickinson, la bella de Amherst de William Luce

Dirección: Rodrigo Saldarriaga

Actuación: Omaira Rodríguez

Febrero 2 al 20 – 7:30 PM / Sala Tomás Carrasquilla, Pequeño Teatro, Medellín

Para conocer más de la función y del Pequeño Teatro: http://www.pequenoteatro.com/web/

 

[1] Jorge Luis Borges. Buenos Aires, 3 de mayo de 1985 (Tomado de la pagina del Pequeño Teatro)


 

Tres poemas de Emily Dickinson

1

“Presentimiento es esa larga sombra

que poco a poco avanza sobre el césped

cuando el sol sus imperios abandona…

Presentimiento es el susurro tenue

que corre entre la hierba temerosa

para decirle que la noche viene.”

2

“Podría estar más sola sin mi soledad,

tan habituada estoy a mi destino,

tal vez la otra paz,

podría interrumpir la oscuridad

y llenar el pequeño cuarto,

demasiado exiguo en su medida

para contener el sacramento de él,

 

no estoy habituada a la esperanza,

podría entrometerse en su dulce ostentación,

violar el lugar ordenado para el sufrimiento,

 

sería más fácil fallecer con la tierra a la vista,

que conquistar mi azul península,

perecer de deleite”.

3

“Si consigo impedir que un corazón se rompa,

no habré vivido en vano.

Si consigo aliviar el sufrimiento de una vida

o calmar un dolor

o ayudar a un pechirrojo exánime

a volver a su nido,

no habré vivido en vano”. 

Anuncios